domingo, 1 de enero de 2012

Azul sempiterno

Dos esferas de azul cristalino,
fulgor azul de mar embravecido.

Fue lo que vi cuando supe que mi memoria nunca debía enfermar.

Fue la eterna fuente de inspiración que me anima a nunca descansar,
aunque su recuerdo continuo no me deje trabajar.

Fue lo que me hechizó, marcando que mi destino sería viajar.

Fue lo que me enseño que mi sed nunca se iba a saciar,
y que así sea es mi deseo, para que el azul no deje para mi de brillar.

Dos esferas de azul cristalino,
fulgor azul de mar embravecido...
Fué lo último que mis ojos han visto,
lo último que por siempre verán

No hay comentarios:

Publicar un comentario